24 feb. 2008

LO "IMPOSIBLE" ES A VECES LO "NUNCA INTENTADO"


Los japoneses siempre han gustado del pescado fresco. Pero las aguascercanas a Japón no han tenido muchos peces por décadas.


Así que para alimentar a la población japonesa, los barcos pesqueros fueron fabricados más grandes y así pudieron ir mar adentro todavía más lejos. Mientras más lejos iban los pescadores, más era el tiempo que les tomaba regresar a la costa a entregar el pescado. Si el viaje redondo tomaba varios días, el pescado ya no estaba fresco. A los japoneses no les gusta el sabor del pescado cuando no es fresco...


Para resolver este problema, las compañías pesqueras, instalaron congeladores en los barcos pesqueros. Así podían pescar y poner los pescados en los congeladores. Además los congeladores permitían a los barcos ir aún mas lejos y por más tiempo. Sin embargo, los japoneses pudieron percibir la diferencia entre el pescado congelado y el pescado fresco, y no les gustó el pescado congelado. El pescado congelado se tenía que vender más barato....


Así que las compañías instalaron tanques para los peces en los barcos pesqueros. Podían así pescar los peces, meterlos en los tanques,mantenerlos vivos hasta llegar a la costa de Japón. Pero, después de unpoco de tiempo, los peces dejaban de moverse en el tanque. Estaban aburridos y cansados pero vivos. Desafortunadamente, los japoneses también notaron la diferencia del sabor. Porque cuando los peces dejan de moverse por días, pierden el sabor "fresco-fresco". Los japoneses prefieren el sabor de los peces bien vivos y frescos, no el de los peces aburridos y cansados que los pescadores les traían...


¿Cómo resolvieron el problema las compañías pesqueras japonesas? ¿Cómo consiguieron traer pescado con sabor de pescado fresco? Si las compañíasjaponesas te pidieran asesoría, ¿qué les recomendarías?


Como el problema de los pescadores japoneses, la mejor solución es sencilla. Lo dijo L. Ron Hubbard a principios de los años 50. "Las personas prosperan, extrañamente más, solo cuando hay desafíos en su medio ambiente". Hubbard escribió en su libro -Los beneficios de los desafíos- "mientras más inteligente, persistente y competente seas, más disfrutas un buen problema". Si tus desafíos son del tamaño correcto, y si poco a poco vas conquistando esos desafíos, te sientes feliz. Piensas en tus desafíos y te sientes con energía. Te emociona intentar nuevas soluciones. Te diviertes, ¡te sientes vivo ! Así es como los peces japoneses se mantienen vivos: para mantener el sabor fresco de los peces, las compañías pesqueras todavía ponen a los peces dentro de los tanques en los botes pesqueros. Pero ahora ellos ponen también ¡un TIBURÓN pequeño! Claro que el tiburón se come algunos peces, pero los demás llegan muy, pero muy vivos... ¡Los peces son desafiados! Tienen que nadar durante todo el trayecto dentro del tanque, ¡para mantenerse vivos!! En lugar de evitar los desafíos, brinca hacia ellos y dales una paliza. Disfruta el juego. Si tus desafíos son muy grandes o son demasiados, nunca te rindas. El fracaso te cansará aún más. Así que, invita un tiburón a tu tanque, y descubre ¡qué tan lejos realmente puedes llegar!



Recibí en estos dias esta historia por email y me pareció oportuno compartirlo con Uds!!

5 comentarios:

  1. Me encanto la historia y esto da aliento a reflexionar,el tema es que a veces no nos animamos a enfrentarnos a los desafios porque tenemos miedo a arriesgarnos y a perder pero tenemos que cambiar de pensamiento y actitud y seguir adelante Desde este año mi frase de cabecera es "el que no arriesga no gana""

    ResponderEliminar
  2. el ejemplo es muy significativo. Y creo, que con esta dualidad de “el hacer” y “el no hacer” nos topamos en el día a día. Y es un desafío muchas veces luchar con distintos tiburones que se nos colocan en nuestra vida; pero que nos proporcionan el sabor del desafío y de la continuidad de nuestras vidas.

    ResponderEliminar
  3. muy bueno, lo de de los desafios, algo permanente en nuestra vida de educadores, todos los dias debemos enfrentarnos a ellos mientras enseñamos...y tiburones?? con cuantos de ellos nos topamos dia a dia, y alegrense, todavia estamos vivos...

    ResponderEliminar
  4. Me gusto mucho la historia, cuantos nos encontramos con esos tiburones en la vida, pero que a su vez la hacen mas emocionante, nos ayudan a no bajar los brazos y estar dispuestos a aceptar nuevos desafios.
    Daniela

    ResponderEliminar
  5. Me encanto lo del pescado japones!!! y me sentí identificada, creo que con éste último trabajo 6/7 le metí como tres tiburones a mi tanque.... voy a llegar re vivita!!!
    Comparto en serio que cada nuevo desafío nos hace sentir mas vivos y genera un gusto por el hacer diferente a la rutina diaria. Angelica Tejedor

    ResponderEliminar

Coloque aqui su apreciación:

Related Posts with Thumbnails